Etiqueta: trastorno

child-trauma

¿Sabes qué es el Trastorno Traumático del Desarrollo?

Los psicólogos, pedagogos, maestros y educadores en general nos encontramos a veces con niños que presentan una sintomatología muy diversa: niños asustadizos, siempre alerta, desconfiados, con dificultad para calmarse, con muchos problemas a la hora de relacionarse con otros niños o con adultos ya que son excesivamente “pegones” o “sobones” y que además, no atienden en clase e interrumpen contínuamente el ritmo de la misma.

En la mayoría de los casos estos niños se diagnostican de Déficit de Atención o de Trastorno del Control de los Impulsos.

Sin embargo, si investigamos un poco es posible que encontremos experiencias familiares traumáticas (malos tratos, negligencia, abandono, niños tutelados o adoptados). Y lo cierto es que el abanico de síntomas que presentan estos niños no se recoge en ningún diagnóstico de los existentes hasta el momento en el DSM IV (manual diagnóstico y estadístico de las enfermedades mentales).

Varios autores, con el Dr. Bressel Van der Kolk a la cabeza tratan desde hace años de introducir un nuevo diagnóstico en la próxima revisión del citado manual. Sin embargo, parece que no será esta vez cuando lo consigan. Estos autores hablan del Trastorno Traumático del Desarrollo y entre los criterios de este “nuevo diagnóstico” estarían tanto porblemas de regulación emocional, como problemas en la relación con otros (adultos y niños) y problemas de conducta o académicos. Para que estos síntomas se presenten, se entiende que como primer criterio han sido niños víctimas de una crianza traumática en algún sentido: niños que han vivido o sido testigo de malos tratos, niños cuya figura de apego no les ha cuidado o protegido como debería o que han sufrido repetidos cambios en los cuidadores que se han encargado de su educación.

Parece lógico pensar que un niño criado en semejantes condiciones no sea capaz de establecer relaciones interpersonales normalizadas, no tenga las herramientas básicas para el autocuidado y que no rinda adecuadamente en la escuela. Sin embargo, muchas veces sus profesores se empeñan en buscar una explicación neurológica a sus problemas de atención o comportamiento cuando las circunstancias emocionales que rodean su crianza explican sobradamente su manera de actuar.

En ocasiones, puede suceder que la escuela no esté al tanto de la historia vital del niño y es por ello que la comunicación entre los diferentes especialistas que trabajan con un mismo niño resulta fundamental.

sandy-hook

¿Sabías que un suceso traumático puede desencadenar cualquier tipo de trastorno mental?

Tras la masacre de Newtown en Estados Unidos ocurrida durante el mes de diciembre donde perdieron la vida 20 niños menores de 7 años que asistían a clase y 6 adultos por los disparos de un adolescente, se han editado numerosos artículos sobre qué tipo de asistencia psicológica ofrecer ante un suceso como éste.

Sin llegar a presenciar escenarios tan dramáticos lo cierto es que a veces en las escuelas se presentan sucesos que suponen un momento traumático para los niños o los profesores.

No existe una evidencia científica clara sobre la efectividad de la intervención psicológica tras un suceso traumático pero tampoco es fácil realizar un estudio en tales condiciones. Lo que sí parece cierto es que un suceso traumático aumenta las probabilidades de padecer algún tipo de desajuste emocional. Durante años se ha pensado que cuando alguien presencia una asesinato o accidente, es muy probable que, si no tiene unas buenas estrategias de manejo de la ansiedad, desarrolle un Trastorno por Estrés Post Traumático.

Parece que ser testigo de un suceso que conlleva la muerte de alguien aumenta tanto el riesgo de padecer estrés post traumático como el riesgo de alcoholismo, consumo de sustancias ilegales o que se desencadene un episodio depresivo mayor.

Así pues en la población infantil y especialmente adolescente habrá que tener en consideración estos datos a la hora de trabajar con ellos.

Hace poco estuvimos en un colegio donde un niño había resultado atropellado delante de sus compañeros en la hora del recreo y el niño había fallecido al instante. El trabajo con los niños y profesores se dividió en tres pasos: por un lado, trabajar con el grupo-clase para que sus compañeros pudieran expresar lo que sentían y hacer un mural de despedida. En un grupo más reducico, trabajar de manera conjunta con aquellos compañeros y amigos que habían vivenciado de forma directa el atropello. Y a nivel general, realizar una charla para los profesores y padres donde se habló de las fases habituales del duelo y de las posibles consecuencias de haber presenciado este suceso traumático. Es aquí donde más se puede incidir en lo general de la respuesta ante un suceso estresante para que los padres o compañeros estén abiertos casi a cualquier reacción. Estando atentos es más fácil la intervención temprana.

Es importante seguir de cerca la evolución de estos niños para que su proceso de duelo “normal” no se enquiste o no agrave síntomas previos.

 

kid

El niño hiperactivo ¿nace o se hace?

Ahora mismo uno de los mayores retos a los que se enfrentan padres y profesores es el hecho de tener que lidiar con uno (o varios) niños diagnosticados de hiperactividad. La primera pregunta que les suele surgir a los padres cuando su niño recibe este diagnóstico es: ¿por qué es hiperactivo? ¿lo ha heredado de nosotros? o ¿es algo que hemos hecho mal en su educación?

Una combinación de causas tanto de carácter genético como ambiental podrían explicar la aparición del TDAH

Hay más…

Últimos Artículos

labrador

Los niños, los animales y el estrés.

Acabo de leer un artículo sobre los perros de compañía y la reducción del estrés en niños y lo cierto es que parece …

deseos, hadas, magos y semillas

Deseos, hadas, magos y semillas.

Con el desarrollo de las nuevas técnicas de reproducción asistida se dan muchas circunstancias que hasta ahora no sucedían. …

bebe

Cerebro en desarrollo: use it or lose it.

A partir de la tercera semana de gestación, el cerebro humano comienza a desarrollarse. Desde ese momento el número de …