Etiqueta: adicciones

El uso abusivo del Cannabis, cómo detectar su consumo y qué factores afectan en el inicio.

Muchos estudios recientes han confirmado que durante estas últimas décadas los problemas relacionados con el consumo de drogas (legales e ilegales) han ido aumentando de manera considerable en los países desarrollados. El tabaco, alcohol, cannabis y cocaína están generando problemas en la actualidad, sobre todo en los más jóvenes.  Sin embargo, el consumo de cualquier tipo de sustancia pasa por distintos ‘usos’ antes de convertirse en una adicción como tal. Por lo que es muy importante conocer los pasos previos que pueden ir dándose antes de llegar a la  adicción y detectar así posibles situaciones que pongan en riesgo a nuestros hijos o familiares.

La fase previa a la adicción se conoce como ‘uso abusivo’. Según Flynn, se define como un consumo recurrente y compulsivo de una sustancia química, que conlleva consecuencias negativas evidentes que dañan cualquier área de la vida o del desarrollo del individuo, como la salud, la familia, las relaciones sociales, el rendimiento escolar y/o laboral, problemas económicos, legales y del desarrollo de la persona, manteniéndose en el tiempo y necesitando una futura intervención clínica.

Y en el momento en el que el individuo ya busca y usa de forma compulsiva la droga a pesar de las consecuencias adversas (sociales e individuales, físicas y emocionales), ya se habría dado el paso a la adicción; siendo la característica común y central la pérdida de control. Es decir, una adicción se consideraría como un paso a un trastorno crónico y recurrente (Organización Mundial de la Salud).

Detección del consumo de  ‘CANNABIS SATIVA’

Con respecto al ‘Cannabis Sativa’ (Marihuana y hachís), es una droga  que produce unos efectos subjetivos en la persona y que varían mucho dependiendo de múltiples factores. Puede actuar como estimulante (a dosis altas) y como sedante (a dosis bajas). Hay más…

¿Sabías que la adolescencia es un momento de riesgo para cualquier tipo de adicción?

Primero se hablaba de la adicción a las drogas. A continuación se puso de moda la anorexia y bulimia, después las adicciones a internet y la nuevas tecnologías, pasando por la vigorexia. Y esto no era lo último. Ahora se habla también de la Tanorexia o la obsesión por estar moreno.

Y es que parece que los adolescentes pueden engancharse a cualquier cosa, por absurda que parezca.

¿Realmente nuestros hijos pierden todo juicio y la capacidad de razonamiento que han ido desarrollando durante los años anteriores? No es lógico pensar que esto sea así, aunque en ocasiones lo creamos firmemente. Hay más…

¿Sabías que la marihuana afecta especialmente al cerebro de los adolescentes?

El uso frecuente y continuado de sustancias dañinas afecta a las funciones cognitivas de cualquier persona. Y nadie duda de que en un organismo en desarrollo, el daño que pueden causar las drogas es mayor.

 

Según un estudio publicado en el mes de agosto en el Proceedings of the National Academy of Sciences, el cerebro de los adolescentes es especialmente vulnerable al uso de marihuana.

El estudio realizado siguiendo a los sujetos desde su nacimiento en 1972 y 1973 hasta que han cumplido los 38 años, revela que aquellas personas que iniciaron el consumo de marihuana con anterioridad a los 18 años, presentaron una pérdida de 8 puntos en su cociente intelectual 25 años después (diferencia entre los 13 y los 38 años). Esta reducción en el CI no se presentaba en aquellos que iniciaron el consumo de marihuana con posterioridad a los esta edad.

Asímismo, aquellas personas que no consumían marihuana, incrementaron ligeramente su CI durante el mismo periodo de tiempo.

Según los investigadores, esto demuestra claramente que durante la adolescencia el desarrollo cerebral continúa y atraviesa una etapa especialmente delicada.

“El cerebro se somete a importantes cambios durante la juventud, por ejemplo, se cree que algunos procesos de desarrollo ocurren precisamente a tales edades y son los que aumentan la eficiencia del cerebro. Los adolescentes que usan marihuana pueden ver afectado ese proceso de madurez cerebral”, declara Madeline Meier investigadora de la Universidad de Duke, paraticipante en el estudio.

Las conclusiones de este estudio nos llevan a hacer varias reflexiones:

Queda clara la diferencia entre un inicio precoz o no en el consumo de drogas. Las conductas de los adolescentes conllevan un mayor riesgo si se instauran antes de los 18 años cuando el desarrollo cerebral no se ha estabilizado.

Advertencia para los papás de adolescentes: no es lo mismo iniciar un consumo frecuente y continuado de sustancias psicotrópicas a los 15 que a los 19. Parece que estos años marcan una diferencia fundamental.

Por último, la adolescencia no es una fase de paso para el desarrollo cerebral. En ella, nuestro organismo ultima y afina la máquina de pensar que nos ayudará a adaptarnos a la vida durante el resto de nuestra existencia.

Últimos Artículos

El uso abusivo del Cannabis, cómo detectar su consumo y qué factores afectan en el inicio.

Muchos estudios recientes han confirmado que durante estas últimas décadas los problemas relacionados con el consumo de …

¿Qué es el mutismo selectivo?

El mutismo selectivo es un trastorno de la conducta que comienza en la infancia y suele manifestarse o hacerse evidente cuando …

¿Qué es la resiliencia y cómo promoverla en los niños?

La resiliencia surge a partir de los esfuerzos por entender las causas de la Psicopatología. Diversos estudios demostraron …