Terapia de Movimiento Rítmico

TMRLos movimientos rítmicos son aquellos que realiza el bebé en sus primeros meses de vida, que son posibles gracias a los reflejos primitivos y que estimulan su desarrollo neuronal. A medida que el niño crecer, su cerebro se va desarrollando y las partes superiores del mismo van asumiendo el movimiento que se convierte en voluntario y deja de ser reflejo. Pero en ocasiones, este proceso no se produce de manera natural o se encuentra impedido por determinadas circunstancias. Y muchos reflejos quedan activos dificultando el desarrollo de la coordinación o impidiendo el avance de la atención y concentración.

Es en estos casos donde aplicamos la Terapia de Movimiento Rítmico (o TMR). La terapia se realiza mediante movimientos muy sencillos pero precisos y rítmicos que se realizan de forma pasiva o activa. Estos ejercicios influyen sobre todos los sentidos del niño pero muy especialmente estimulan el sentido kinestésico, el vestibular, el propioceptivo y el del tacto.

El objetivo: conseguir que el cerebro del niño alcance mayor nivel de maduración y pueda desarrollar sus potencialidades.

 

Volver a Necesidades Especiales.

Últimos Artículos

Redes sociales e imagen corporal

La existencia de un ideal de belleza en la sociedad, tan establecido y compartido socialmente, implica una presión importante …

Terapia asistida con perros y TDAH

La terapia asistida con animales es un tipo de terapia que, desde hace algún tiempo, está cobrando una gran importancia …

El vínculo prenatal durante el embarazo

¿Qué es el vínculo prenatal? Es el lazo emocional que se desarrolla entre los padres y el bebé mientras está en el útero …