El Blog de Aitta

Psicología de niños para padres

¿Sabías qué la OCU advierte de riesgo de abuso de psicofármacos en el TDAH?

Según un estudio realizado por la OCU y publicado en el mes de junio, el uso de psicofármacos sigue siendo la primera opción y casi la única a la hora de afrontar el tratamiento de los niños y jóvenes diagnosticados de TDAH.

Por otro lado, la guía NICE (guía de práctica clínica del Instituto de Salud y Excelencia Clínica del Reino Unido), aconseja la intervención psicosocial frente a la farmacológica. Y es que los fármacos no han dado muestras de eficacia y mejora en los ámbitos, social, escolar o familiar una vez transcurridos los tres años de tratamiento. Contrariamente, el 50% de los pacientes excede ese plazo.

La guía NICE recomienda como intervención prioritaria los programas de entrenamiento a padres de niños con TDAH, al igual que en todos aquellos casos de niños con problemas de conducta. Y, en el caso concreto de los preescolares con TDAH llega a desaconsejar el tratamiento farmacológico.

Lamentablemente, la práctica clínica pone ante nuestros ojos no pocos casos en los que un solo  profesional, sin hacer un estudio exahustivo del paciente ni coordinarse con otros profesionales, concede un diagnóstico de TDAH. Acompañando el diagnóstico, además, con una prescripción de medicamentos al uso. Y podemos observar esto en niños de todas las edades, incluídos niños en edad preescolar.

Este tipo de prácticas aviva constantemente la polémica que se vive entre los profesionales sobre el uso abusivo del diagnóstico, los psicofármacos en niños o la propia existencia de dicha categoría diagnóstica. Esta dificultad de realizar un diagnóstico preciso de TDAH se debe, en parte, a la inexistencia de pruebas clínicas concluyentes que nos confirmen positivamente que estamos ante un caso real de TDAH. Por otra parte, siempre presente, está la sospecha de que la fuerte industria farmacéutica tiene no pocos intereses en este campo de negocio y, como ya hemos comentado en otros artículos, la percepción simplista de que una pastilla es la solución “rápida” a un problema que abarca todas las áreas de la persona.

No debemos olvidar que es de menores de lo que estamos hablando y de que, en el caso de TDAH, la farmacoterapia son anfetaminas con no pocos efectos secundarios y no muy clara eficacia.

 

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Últimos Artículos

La necesidad de ser reconocido como víctima

Parece una tontería sí, pero si nos fijamos bien, cuando un niño se da un golpe lo primero que hace es buscar a un adulto …

¿Es natural sentir frustración?

La tolerancia a la frustración es una herramienta básica para cualquier niño de cara a enfrentarse de manera positiva …

Monstruo Rosa

Este libro creado e ilustrado por Olga de Dios es un pequeño compendio de psicología positiva. En él nos relata la historia …