El Blog de Aitta

Psicología de niños para padres

Mindfulness o atención plena

Desde hace algún tiempo, se ha generalizado la práctica del mindfulness y se ha extendido enormemente su uso. Pero para muchos aún es una técnica desconocida.

Aquí hablaremos de:

  • ¿Qué es el mindfulness?
  • ¿Se puede enseñar mindfulness a niños y adolescentes?
  • ¿Cuáles son los beneficios del mindfulness?

¿Qué es el mindfulness?

Mindfulness es una manera de prestar atención aquí y ahora a lo que tenemos delante. Se trata de cultivar la capacidad que tenemos para estar presentes y ampliar la conciencia testigo de lo que sucede en este momento, en todos los momentos.

Parece sencillo y, sin embargo, es algo que perdemos de vista con mucha facilidad. Sabemos que los trastornos de ansiedad y del estado de ánimo son los más frecuentes en la población general y hay psicólogos que hablan de la relación que tienen con nuestro anclaje temporal.


Aquellas personas que invierten más tiempo pensando en el futuro, en lo que vendrá, en lo que sucederá perdiendo en parte la visión del ahora, tienden a sufrir ansiedad con más frecuencia. Aquellos otros cuya vida gira en torno a lo que pasó y lo viven con nostalgia o culpa, pierden también de vista el momento presente y en ellos afloran con más facilidad estados depresivos.

La solución pasa, por tanto, en conocer nuestro pasado, tener claro nuestros objetivos futuros pero siempre volcar una cantidad de energía importante en lo que sucede ahora mismo, en este momento.

El mindfulness ayuda a desarrollar esa capacidad de observar el presente de una manera tranquila, sin dejarse arrastrar por los impulsos y la emotividad desbordante. Nos ayuda a crear un espacio de observación, sin actuación inmediata donde podemos atender todos los estímulos que percibimos en un momento dado sin juzgarlos. Así pues la atención plena a todo aquello que nos sucede hace que nuestro foco de atención se abra y no solo atendamos a aquel suceso que hoy no ha salido como esperábamos. No nos dejaremos arrastrar por esa sensación desagradable que puede llevarnos a actuar sin tener en cuenta consecuencias a medio y largo plazo.

Son muchas las similitudes que se observan en el mindfulness con la meditación. De hecho la mayoría de autores utilizan ambos términos de manera intercambiable. Podríamos decir que casi la única diferencia es el vínculo que han tenido normalmente las prácticas meditativas con la religión. El mindfulness se practica con independencia de la religión o del objeto de la misma.

¿Se puede enseñar a los niños y adolescentes a practicar mindfulness?

Los niños realmente tienen una gran capacidad para estar conectados al momento presente. De hecho, constantemente les insistimos para lo contrario: que aprendan a tener en cuenta las consecuencias de sus acciones a largo plazo dado que esta es una capacidad que se va desarrollando con la edad.

Sin embargo, los niños muestran gran impulsividad ante aquello que les sucede dado que no son capaces de ampliar el foco de su atención. Se centran en un estado emocional, sin percatarse de que el mismo es transitorio y actúan en consecuencia sin pensar en lo que sucederá a continuación.

El mindfulness les ayudará a abrir el foco de la atención y a dejar sentir la emociones sin necesidad de actuar inmediatamente. Esto mejora enormemente su capacidad de darse cuenta y su sensación de control sobre sus propios actos. Les proporciona la oportunidad de elegir conscientemente en cada momento cómo quieren actuar.

Resulta muy adecuado realizar programas grupales de entrenamiento en atención plena adaptando los ejercicios a la edad de los participantes. Los niños disfrutan dándose cuenta de la capacidad que tienen para percibir el momento presente y dejarse sentir las emociones para que se desplieguen y terminen convirtiéndose en otra cosa, siguiendo su ciclo natural.

¿Cuáles son los beneficios del mindfulness?

Son ya muchos los estudios que relacionan el mindfulness con la reducción de la ansiedad o el estrés, el aumento de la concentración y la mejora de la gestión emocional o la sintomatología depresiva.

Se habla de la capacidad de los programas de entrenamiento en Mindfulness para reducir la presión arterial, mejorar el insomnio o la relajación muscular.

En un reciente estudio realizado por un equipo de la universidad de Almería y publicado en la revista Psychology, Society and Education se habla del creciente auge de este tipo de investigaciones en España y aunque los resultados son positivos se comenta la necesidad de un mayor número de trabajos en este campo.

 

1 comentario

  • ¿Por qué existe el mundo? – Aitta | Gabinete de psicología infanto-juvenil

    […] la Paz que a través de sus libros enseña el arte de vivir en plena consciencia, a través del  mindfulness. Mindfulness significa ser consciente del momento presente, estar en el aquí y ahora y disfrutar […]

  • Comenta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos Artículos

    Buenos días calma

    Anne Crahay la autora de Buenos días, calma crea este libro a partir del planteamiento educativo Brain Gym cuya metodología …

    Halloween y el miedo

    Se acerca Halloween para muchos niños el momento más terrorífico del año. Fantasmas, esqueletos y brujas que inundan …

    ¿Por qué existe el mundo?

    Conforme nuestros hijos van creciendo comienzan a plantearnos preguntas cada vez más complejas e imprevisibles, ¿Cómo …