El Blog de Aitta

Psicología de niños para padres

Ideas para manejar la ansiedad en niños.

Este periodo de confinamiento y la salida progresiva de niños y adultos a la calle ha generado en muchas casas estrés y ansiedad también en los más peques. Como adultos queremos protegerlos y ayudarlos a adaptarse de la mejor manera posible sin que sufran o se sientan angustiados por la nueva realidad que están viviendo.

En este post os explicamos 6 ideas sencillas y divertidas (y que podéis hacer en casa) sobre cómo manejar la ansiedad que nuestros hijos pueden sentir durante estos días.

  1. Dibuja o lee un cuento:

Si percibes que algo preocupa o enfada a tu hijo proponle hacer un dibujo sobre cómo se siente. o tiene que ser algo figurativo, puede simplemente ser una descarga de colores, garabatos, lo que le salga.

Puedes crear una carpeta con sus dibujos «malos» (de emociones que generan malestar) para que no los mezcle con otros dibujos que realiza cuando se siente bien.

Si prefiere leer, podéis leer juntos un cuento o historia. Las metáforas son muy útiles para los niños, puede ayudarles a asimilar o comprender una situación difícil. Aquí tenéis el enlace a algunos cuentos/historias sobre este periodo:

  1. Haz una botella de la calma:

Cuando tu hijo se sienta ansioso o frustrado puede agitar esta botella como forma de liberar la emoción y cuando pare puede observar como todo lo que hay dentro del frasco va volviendo a posarse en el fondo lentamente y recuperando el estado de calma, mientras respira hondo y lento.

Puedes usar una botella pequeña de plástico, un tarro de mermelada (que cierre bien), o una botellita de cristal. Los pasos son los siguientes:

  • Vierte agua en la botella, algo más de la mitad.
  • Pon 2 cucharadas de pegamento líquido y remueve bien.
  • Añade 3 cucharaditas de purpurina (si no tienes en casa también puedes usar especias) y remueve de nuevo. Puedes añadir colorante si quieres.
  • Cierra la botella, agita bien y… Listo!
  • Puedes decorar la botella por fuera con tu nombre, pegatinas o pintarla.
  1. Fabrica tu propio slime:

Hacer un slime casero es muy útil tanto para favorecer la planificación, la atención sostenida y el manejo emocional. Una vez que lo tengáis hecho, cuando tu hijo quiera usarlo sólo tiene que estrujarlo entre sus manos y disfrutar de esa sensación relajante, puede acompañarlo de unas respiraciones profundas. Para hacerlo sigue los siguientes pasos:

  • En un bol pon cola líquida blanca o transparente.
  • Añade espuma de afeitar y mezcla bien.
  • Si quieres añade purpurina, colorante o ambos.
  • Pon líquido de lentillas, poco a poco, y remueve bien hasta que vaya cogiendo consistencia (verás que se convierte en una masa compacta y flexible).
  1. Haz un squishy casero:

Al igual que el slime casero, hacer un squishy en casa tiene beneficios similares. Los pasos a seguir son:

  • En una botella de plástico pon harina y arroz a partes iguales.
  • Coloca un globo sobre el cuello de la botella. Asegúrate que está bien sujeto.
  • Dale la vuelta a la botella y aprieta para que el contenido pase al globo.
  • Quita el globo y ciérralo con un nudo.
  • Coge un globo del mismo color o diferente y corta la parte por la que se infla.
  • Ponlo sobre el globo relleno tapando la parte que tiene el nudo, para que quede una bola. ¡Listo!
  • Ahora puedes decorarlo con un rotulador permanente, ponerle pelo con lana, plumas, pegarle ojos con botones.. lo que quieras.
  1. Pinta unas piedras relajantes:

Personaliza tus propias piedras (8 o 10) con pinturas para llevar a cabo este ejercicio. Es mucho más divertido si podéis hacerlo con ellos.

«Cada mañana puedes sentarte en un lugar tranquilo con las piernas cruzadas. Coloca tus piedras en un costado y con la mano contraria vas cogiendo cada piedra, de una en una, para pasarlo al otro lado. Cada vez que cambies una piedra de sitio, hazlo haciendo un arco con la mano estirada sobre tu cabeza y acompáñalo de una respiración profunda»

  1. Propón una palabra nueva cada día:

Elige cada día una palabra nueva. Escríbela en una pizarra o sobre un papel que coloques en un lugar visible de la casa. Anima a tu hijo a que busque el significado y que piense en situaciones donde eso se dé.

Puedes proponer palabras como empatía, felicidad, entendimiento, resiliencia…

Al final del día, podéis organizar un pequeño debate o reflexión sobre la palabra del día, compartiendo mutuamente.

Por Ángela Rodriguez

Síguenos en nuestras redes sociales para más ideas e información:

@AITTA_Psicologa

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos Artículos

Ideas para manejar la ansiedad en niños.

Este periodo de confinamiento y la salida progresiva de niños y adultos a la calle ha generado en muchas casas estrés y …

El confinamiento, el estrés y el trauma

El estrés es la respuesta natural de nuestro organismo a una situación novedosa y/o potencialmente peligrosa. Ante una …

Ideas para gestionar los miedos infantiles

Es probable que estos meses hayan aumentado los miedos de los niños. Los miedos son irracionales y difíciles de gestionar …