El Blog de Aitta

Psicología de niños para padres

Deseos, hadas, magos y semillas.

Con el desarrollo de las nuevas técnicas de reproducción asistida se dan muchas circunstancias que hasta ahora no sucedían. Hay mujeres que no tienen pareja y deciden buscar una donación anónima para cumplir su deseo de ser madres. Y esto genera también dudas en los padres sobre la manera en la que comunicar a cada niño su origen o incluso en la conveniencia o no de hacerlo.

El observatorio de la infancia de Andalucía realizó hace unos años una compilación de relatos como parte del trabajo realizado en el proyecto de investigación titulado “Revelación y secreto de los orígenes en las familias con descendencia por donación de gametos: Variaciones según los modelos familiares”.

Desde el punto de vista psicológico, entendemos que la narrativa vital es importante a la hora de la construcción de la propia identidad, por eso consideramos positivo y casi necesario que cada niño conozca sus orígenes. Los cuentos y relatos siempre han sido un buen vehículo de comunicación entre padres e hijos. Y, sobre todo, son un sistema muy apropiado para la transmisión de conocimientos a niños que, por su corta edad, podrían no entender una explicación adulta o científica de su procedencia.

La compilación de relatos está accesible en internet y la puedes descargar pinchando en este enlace.

Muy recomendable para todos aquellos que trabajen a nivel terapéutico con niños y adolescentes.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Últimos Artículos

La magia del deporte en la infancia

Se ha demostrado que los niños practiquen actividades físicas es esencial para su educación, salud y bienestar. Los beneficios …

Los niños, el juego y la Navidad

¿Es importante que los niños jueguen? El juego es para los niños una necesidad vital tan imprescindible como el comer …

Laberinto del alma

Una vez más, citamos a Anna Llenas ya que nos brinda un precioso libro ilustrado. Es un compendio no sólo de emociones …