Categoría: Niños

El número de familiares afectados por un trastorno de ansiedad específico influye en el riesgo de que un niño de la familia padezca ese mismo trastorno.

En un estudio preliminar presentado en la Conferencia Anual de la Sociedad Americana de Trastornos de Ansiedad* se pone de manifiesto una relación lineal entre el número de miembros de una familia afectados por un trastorno de ansiedad específico y el riesgo de que algún niño de dicho sistema familiar presente el mismo trastorno. Es decir, a mayor número de familiares aquejados, mayor es también el riesgo para los niños.

Hasta ahora, los estudios sobre el tema arrojaban resultados a favor de un mayor riesgo de padecer trastornos de ansiedad en aquellos niños que tenían algún familiar con trastorno ansioso, sin especificar datos más allá. Parece que esta relación cualitativa está bastante respaldada. Sin embargo, este estudio ahonda además en la relación cuantitativa, lo que significa que el número de personas afectadas en el entorno familiar también influye (y no sólo si hay afectación o no). Hay más…

Los episodios depresivos de los padres pueden afectar negativamente a los hijos.

Según un estudio de la Universidad de Columbia y el Instituto de Psiquiatría de la Ciudad de Nueva York (*), la remisión de la depresión en las madres mejora la sintomatología psiquiátrica y conductual de sus hijos en edad escolar. Según parece los hijos de mamás depresivas que presentan problemas psiquiátricos (como puede ser una depresión infantil) o trastornos de conducta (mal comportamiento, oposicionismo, etc.) mejoran al mejorar los síntomas depresivos de su madre. Tener una figura de apego primaria que presente depresión, ansiedad, abuso de sustancias o esté traumatizada puede desencadenar problemas en los niños. Hay más…

Menores de familias acomodadas ingresan en centros tutelados por omisión del deber paterno*.

Tradicionalmente el perfil de los niños que ingresaban en pisos tutelados por la administración respondía al de hijos de familias desestructuradas: uno o ambos progenitores en prisión, padres parados con escasos medios de subsistencia, hijos de toxicómanos, etc.

Sin embargo, según un artículo publicado por Joaquina Prades en El País Semanal, aumenta la presencia de otro tipo de niños que quedan bajo la tutela de Servicios Sociales. Se trata de niños de familias acomodadas, de clase media o media alta a quienes no les falta nada material: acuden a colegios privados, de prestigio, tienen móviles de última generación, internet con las mayores comodidades, ropa de marca,… y, sin embargo, sus padres no les dedican tiempo. Hay más…

Método Doman: ¿En qué consiste?

El Método Doman: un método de estimulación

Estimular no es otra cosa que brindar experiencias que favorezcan el desarrollo. Se suele aplicar a niños ya que son ellos los que están en desarrollo. El crecimiento cerebral tiene su mayor desarrollo entre el nacimiento y los 6 años de edad, con un periodo especialmente sensible de 0 a 3 años.

La estimulación temprana es una forma de comunicarnos con nuestros pequeños que favorece especialmente su desarrollo y crecimiento. Es una herramienta preventiva de problemas futuros tanto motores como académicos y es especialmente recomendable en aquellos casos donde se dan condiciones especiales: bebés prematuros, complicaciones en el parto, bajo peso al nacer, etc.

Hay más…

Los niños con hipertensión primaria presentan mayor riesgo de presentar dificultades del aprendizaje*.

Según un estudio realizado en la Universidad de Medicina de Rochester, New York, los niños diagnosticados de hipertensión primaria son mucho más propensos a presentar dificultades del aprendizaje que niños de la misma edad con tensión normal, al margen de que tengan o no prescrita medicación para un Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

Ya se sabía, por anteriores estudios, que los adultos con hipertensión tienden a puntuar más bajo en test neurocognitivos especialmente en las áreas de atención, memoria de trabajo y función ejecutiva.

En el presente estudio participaron 201 niños entre 10 y 18 años a los que se les hizo un seguimiento de 3 años. La mitad de ellos(100) presentaron hipertensión mientras que el resto no fue diagnosticado de hipertensión. Hay más…

¿Qué es el TDAH?

Desde hace ya algunos años parece que el problema más frecuente que puede tener un niño en edad escolar es un trastorno por déficit de atención con hiperactividad, conocido como TDAH. Efectivamente, según datos epidemiológicos la prevalencia de dicho trastorno ha aumentado en los últimos años. Sin embargo, no muchos padres o educadores tienen claro qué es un TDAH y el uso popular del término se está convirtiendo en una muletilla para describir a los niños que son inquietos, sin tener en cuenta su edad o la distorsión que esta inquietud genera en su adaptación al medio social.

Hay más…

La exposición temprana de los niños al uso del móvil aumenta el riesgo de desarrollar problemas de conducta.

Un reciente estudio publicado en la revista “Journal of Epidemiology and Community Health” confirma los datos observados en otros tres estudios anteriores sobre la relación entre una exposición temprana o prenatal de los niños al teléfono móvil y el riesgo de presentar problemas de conducta.

Hay más…

Un sueño nocturno escaso en etapas tempranas de la vida aumenta el riesgo de obesidad durante la infancia y adolescencia.

Según un estudio publicado en el número de septiembre de los “archivos de medicina pediátrica y adolescente”* un tiempo de sueño nocturno más corto de lo habitual se convierte en un factor de riesgo para presentar obesidad subsecuente a lo largo de la infancia y la adolescencia.

En el estudio participaron 1930 niños de edades comprendidas entre los 0 y los 13 años en el momento de la primera toma de datos, en 1997. La segunda recogida de datos se realizó en 2002. El estudio arroja varios resultados. En principio, se recogió tanto el tiempo de sueño diurno como nocturno. La valoración de “tiempo de sueño escaso” se refiere a un tiempo de sueño inferior a lo que duerme el 75% de la población de la misma edad. Hay más…

Mi hijo tiene Psicomotricidad

Por Virginia Miramón.

Hoy mi hijo debe llevar ropa y calzado de deporte al colegio porque le toca psicomotricidad. Pero, ¿realmente sabemos en qué consiste esto, para qué sirve, qué hace en este tiempo?

El término “psicomotricidad” abarca dos aspectos fundamentales que configuran a toda persona: el psiquismo y la motricidad. El primero de ellos hace referencia a lo mental, lo cognitivo; mientras que la motricidad alude al movimiento, al desarrollo motor del niño. Y todo ello influenciado por un tercer aspecto, también muy importante que colorea todas sus acciones, como es la afectividad: sus deseos, gustos y preferencias, los miedos e inseguridades,… Hay más…

Últimos Artículos

La influencia del confinamiento en la habilidades parentales

Como algunos de vosotros ya sabéis, aprovechamos el confinamiento para llevar a cabo una investigación sobre las habilidades …

Ideas para manejar la ansiedad en niños.

Este periodo de confinamiento y la salida progresiva de niños y adultos a la calle ha generado en muchas casas estrés y …

El confinamiento, el estrés y el trauma

El estrés es la respuesta natural de nuestro organismo a una situación novedosa y/o potencialmente peligrosa. Ante una …